6 puntos que debes saber antes de empezar una relación

Frases-19

Si tus relaciones anteriores no han tenido éxito quiero decirte que a todas nos pasa y que no es el fin del mundo. “¿Qué fue lo que pasó?” “¿Hay algo malo conmigo?” “Pensé que era suficiente.” “¿Acaso no era el indicado?” éstas y otras preguntas han de estar pasando por tu cabeza, ¿No? Respira… Tranquila…. Bien, quiero que recuerdes estos siguientes puntos antes de comenzar otra relación:

-Ser quien eres: No hay nada malo en cómo eres, lo que te gusta o en cómo te comportas. A veces, cuando el chico que nos gusta no nos corresponde, pensamos en cambiar todo lo que somos para agradarle. No lo hagas por favor, si el chico que te gusta no aprecia tus gustos o tu personalidad, o tu físico, no debes forzarte a ser como él quiere. Si haces un cambio, que sea porque deseas hacerlo y agradarte a ti misma, no a los demás.

-Eres más que suficiente: He escuchado varias veces que me dicen “creo que no soy lo suficiente para él”. Y tienen razón, ¡Somos más que suficientes! Según Salmos 139:14 somos creaciones admirables. Dios no se esmeró tanto para hacernos solo lo “suficiente”, nos creó para ser admirables, increíbles, claro imperfectas, pero llenas de gracia. Eres más que suficiente, no lo olvides.

Ya que recordamos esos dos importantes puntos, que es lo que debemos hacer:

-Deja tu corazón en las manos de Dios: Dice Proverbios 4:23 “Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida”. Nuestro corazón es frágil y fácil de ilusionar y si lo dejamos constantemente en las manos de las personas incorrectas, fácilmente será quebrantado. Todos vamos a fallar más de alguna vez, excepto Dios. Por ello, no temas en entregarle a Él tu corazón, para que lo guarde de esos quebrantamientos y dolores. Cuando sea el momento indicado, con la guía de Dios, podrás dar parte de tu corazón al hombre que ha sido preparado para ser tú pareja ideal.

-No te conformes: Dios nos dice en Jeremías 29:11 “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Dios ya tiene un plan perfecto para nuestras vidas. Si el chico que te gusta no es todo lo que tú deseas, no te conformes, eres hija del Dios Altísimo, el conoce tus más profundos deseos y ya tiene planes perfectos para tu vida. No te conformes con el primer chico que te haga ojitos y te trate lindo si no es lo que realmente deseas. Recuerda, eres más que suficiente, mereces más que suficiente.

-No le temas a los cambios: ¿Deseas cambiar algo en ti? Hazlo. Muchas veces, situaciones como éstas nos hacen pensar y recapacitar en todo lo que somos o hacemos y nos damos cuenta que; algunas veces hay cosas de nosotras mismas que queremos cambiar. ¡No temas en hacerlo! Cada día es una oportunidad para ser una mejor versión de nosotras mismas. Haz los cambios para sentirte bien contigo misma, no para agradar a los demás.

-Ámate a ti misma: En el evangelio de Mateo, Jesús mientras hablaba con sus discípulos, les dijo que habían 2 mandamientos importantes: Honrar a nuestros padres y Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Mateo 22:39). Nos concentraremos en el segundo. ¿Cómo podemos amar a otros, si no nos amamos a nosotras mismas? Muchas veces, nosotras solas somos nuestras peores críticas. Al vernos al espejo solo encontramos imperfecciones. No nos creemos capaces de nada y todo lo que hacemos está mal. Dios nos creó a su imagen y semejanza; y para mí, Dios es hermoso, por lo tanto, nosotras también somos hermosas. Nadie puede hacerte creer lo contrario. Dios no nos da una serie de medidas ni de estándares de belleza para amarnos, nos ama tal y como somos. Y si Dios nos ama así… ¿Quiénes somos nosotras para contradecirlo?

Bellas, muchas veces Dios no permite que las cosas pasen de la forma que queremos porque sus planes son mucho mejores. Otras veces, el chico que nos gusta no nos hace caso porque no es el que Dios tiene preparado para nosotras. Otras veces, pareciera que el si nos hace caso, pero jamás llegamos a nada. Es lo mismo, o no es el tiempo perfecto de Dios para nuestras vidas, o no es la persona indicada para entregarle nuestro corazón.

No es fácil esperar en Dios a la persona indicada, pero definitivamente valdrá la pena. Dios conoce las peticiones de nuestro corazón y conforme sea Su voluntad, el las hará. Nunca lo olvides.

Les mando un gran abrazo, animo siempre,

Carmen Rizzo, Guatemala.