Activando tu sexto sentido

quotescover-PNG-74

Ahora bien, tener fe es estar seguro de lo que se espera; es estar convencido de lo que no se ve. Hebreros 11:1

Quiero compartirte que decidí activar mi fe, y como es que Dios cumplió cada anhelo de mi corazón durante un año lleno de esfuerzo y trabajo. Fueron 4 peticiones especiales las que hice al inicio del 2014 y lo más sorprendente es que “fueron contestadas” en el mismo orden que las escribí.

Esperaba todos los domingos con ansias para poder ir a la iglesia, cada vez que escuchaba al pastor había algo en mi espíritu que saltaba de emoción por querer aprender más de la palabra de Dios, mi fe iba en aumento lo podía notar con las palabras que declaraba para mi vida.

La fe es nuestro sexto sentido y solo cuando la ponemos en práctica sabemos lo poderosa que es, no solo basta con pedir sino creer que lo que estamos pidiendo llegará a nuestras vidas.

Este es un ejemplo de que la Fe es nuestro sexto sentido: Si tienes que cruzar una calle con los ojos cerrados, pero tienes a alguien que te guía con su voz y te de una mano, seguro podrás a través del oído y el tacto cruzar sin problema. Los 5 sentidos nos ayudan pero muchas veces también nos pueden engañar con respecto a la voluntad de Dios para nuestra vida, pero la Fe se anticipa y declara diferente a nuestros sentidos muchas veces, es saber que algo está trabajando a nuestro favor porque no hay duda alguna.

El lenguaje de Dios es la Fe, debemos de creer que Él nos sorprenderá y hablar el mismo lenguaje de Fe como lo dice 2da Corintios 4:13:

Escrito está: «Creí, y por eso hablé.» Con ese mismo espíritu de fe también nosotros creemos, y por eso hablamos.

Este año haz una lista con tus peticiones para Dios, activa tu sexto sentido y habla su lenguaje y veras como Dios cumple cada una en el tiempo perfecto.

Recordemos que solo depende de nosotras que tanto nuestra vida sea sorprendida, conectando corazón, mente y boca con el corazón de Dios.

Lee tu biblia para no perderte ni una sola bendición.

Con Cariño

Ana Lucia Cardona

Escritora invitada

Guatemala