Conocí a un chavo, me gusta y… ¿Ahora qué?

Sería una mentira pretender que nadie en esta vida se ha preguntado esto, especialmente si es un conjunto de emociones y sentimientos, como lo es una bellísima mujer. Muchas tenemos como meta en esta vida llegar a ser profesionales, tener un buen trabajo, ser exitosas, encontrar a ese hombre idóneo para nuestras vidas para casarnos y tener hijos. Es por eso que cuando conocemos a alguien que nos llama la atención y cumple los requisitos para ser nuestro hombre perfecto, nos preguntamos: ¿Y ahora qué?

Bien, para empezar: respira. Una vez tranquila, crearemos este plan de acercamiento que puede llegar a ser infalible, bajo una sola condición: que sea parte de los planes de Dios. Oh-Oh, puede ser que esta condición te ponga a pensar las cosas ¿no? Pero puedo asegurarte algo que he aprendido en estos cortos 20 años de vida: Si no es parte del plan de Dios, no vale la pena. Para nada, es un no-no. Simplemente, NO.

Ya que ha quedado claro, iniciemos:

  • ¿Por qué este muchacho te ha llamado la atención? Primero, tienes que tener en claro que lo que sientes por este chico es más que una simple atracción física. Es cierto, parte de que un hombre nos guste es su aspecto físico, su olor, su peinado, su sonrisa y así puedo continuar, pero tenemos que ver más allá de eso para saber si lo que sentimos es solo una atracción pasajera o una atracción más… subjetiva. Su forma de ser, su relación con Dios, sus gustos musicales, sus gustos en libros, en programas, su actitud, todo eso debemos evaluarlo. Una vez tengas tu respuesta, continuemos al otro punto.
  • Entrégale tus sentimientos a Dios: Una vez decidido que este chico te gusta para un buen tiempo, toma todos estos sentimientos, esas emociones y esos pensamientos, y entrégaselos a Dios. ¿Por qué? Simple, no hay mejor persona para guardarlos que el Señor. Con esto, le estas diciendo al Señor “Papá, no tengo idea de lo que pueda pasar, por lo que dejo esto en tus manos. Sé que si es para bien, Tú permitirás que los anhelos de mi corazón se cumplan. Si no, Tú permitirás que esto no me lastime y confiare plenamente en que Tú tienes algo mejor preparado para mí.”
  • Ten paciencia: Creo que esto es lo más difícil de todo este proceso. Estoy segura que en los planes del Señor esta que encuentres al hombre idóneo para ti. No perfecto, porque creo que todas nos quedaríamos solteras… Idóneo, es decir que te complete y tú lo completes a él. Que vaya creciendo contigo, al igual que tú con él. Pero, para llegar a ese momento y conocerlo, debes ser paciente. Los planes de Dios son perfectos, y su tiempo igual. No comas ansias. Cuando sientas desesperar, respira, ora y deja en manos de Dios tu anhelo. Cuando menos te des cuenta, ese hombre al que esperas estará a tu lado.

Si crees que ese chico ya está a tu lado, toma las cosas con calma. Paciencia. No tomes decisiones apresuradas. Ora constantemente. Deja de nuevo todo en las manos de Dios. Ruega al Señor para que entienda tus señales. Si no, espera tranquilamente, cuando llegue el tiempo adecuado lo sabrás… y él también.

  • Recuerda tu valor: Tienes un valor en Dios. No hay chico, por más hermoso y guapo que sea, que te haga dudar del gran valor que tú tienes como mujer. Si el chico que te gusta te rebaja, o pone en duda tu valor, ten por seguro que no es enviado de Dios para ti. El Señor busca mostrarte cuando vales cada momento de tu vida, no creo que este muy feliz cuando un chavo viene y te hace sentir mal contigo misma. Chicos así no valen la pena. Si puede ver tu valor, te respeta y te trata como la Hija de Dios que eres, ora constantemente por él, puede que sea el indicado.
  • No desperdicies las oportunidades: Es parte de nuestro sistema de pensamiento social que es la chica la que debe ser la conquistada, pero… aceptemos que, a veces, lo chicos no son muy… receptivos. Habla con el chico que te gusta (hablar, no confesártele), salúdalo de vez en cuando sin perder la compostura, trata de mantener una conversación con él sin parecer desesperada. Recuerda que si te responde el saludo, no es que ya aceptó tu atracción por él, sino que le interesa mantener una conversación contigo, conocerte, conocer tus gustos y… ¿quién sabe? Tal vez solo quiera una buena amistad contigo, o pueda llegar a desarrollar sentimientos románticos por tu persona. Para que él se interese, debes mostrarle que siendo tu misma, valdrá la pena que te busque.
  • Mantente preparada para cualquier posibilidad: Esta parte es vital para todo este proceso. Debes estar preparada para aceptar cualquier posibilidad. Puede ser que este chico que llamó tu atención solo quiera ser tu amigo, o que al conocerlo, te des cuenta que solo puede ser un buen amigo. Puede ser que él llegue a desarrollar sentimientos por ti, pero esto no significa que él sea el indicado. Puede que haya alguien aún mejor para ti. O puede ser que el desarrolle esos sentimientos por ti, y que él sea la persona indicada para tu vida y que vivan felices para siempre. No importa lo que pase, ten por seguro que ha sido por tu bien y parte del plan de Dios en tú vida.

Bien, espero haber podido proporcionarles una pequeña guía para encontrar al amor de su vida. Por experiencia propia, el mejor consejo que puedo darles es: No tomes ninguna decisión apresurada por ti misma. Yo tomé una decisión apresurada (dije al chico que me gustaba que me gustaba) y aunque él se portó como todo un caballero al decirme que no le atraía de la misma manera, mi orgullo dolió. Dude de mi valor, llore, sane y pedí perdón al Señor. Tomé algo que ya había entregado a Dios y traté de forzarlo a mi conveniencia. Y, queridas mías, no es así como funciona con Dios. El busca que dependamos completamente de Él, nos gusten sus respuestas o no.

Bien, fue todo un gusto volver a escribir para ustedes, espero esta pequeña nota sea de su agrado. No olviden su valor y que los planes de Dios son  buenos, agradables y perfectos. No coman ansias, dejen todo en sus manos y sean ustedes mismas. El chico que sea el indicado se enamorará de quienes son, no de cómo se visten o lo que pretenden ser. Y, sobre todo, disfruten de esta experiencia tan maravillosa.

Un abrazote de oso a todas,

Carmen Rizzo, Guatemala

Romanos12