En busca del primer amor

cantares 2

Sabes que Dios es amor y amor es Dios. Dios es mi primer amor, tan amada me hace sentir que me siento segura todo el tiempo porque Dios es bueno todo el tiempo!!!

Desde que era pequeña he soñado con mi príncipe azul y de joven he hecho una promesa de guardarme para el príncipe azul que Dios tiene para mí, la espera no ha sido fácil, pero  confío enteramente en las promesas que Dios tiene para nuestras vidas, me llena de alegría al leer  en la Biblia este versículo:

Cántares 2:3, Como el manzano entre los árboles silvestres, Así es mi amado entre los jóvenes; Bajo la sombra del deseado me senté, Y su fruto fue dulce a mi paladar.

Aún no he conocido el hombre que Dios tiene reservado para mí, con fe creo que será la pareja idónea y éste versículo me da una idea de lo que tiene Dios preparado para mi vida.

En 1 Juan 3:22  nos dice, “Y cualquier cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de él”.

La mayoría de veces tenemos que cuidar lo que vemos y oímos porque puede pasar que otras personas ya han encontrado a ésta persona especial y están felizmente casados, hay otros casos que ya han empezado un noviazgo con vísperas al matrimonio y es cuando la presión de grupo te puede afectar, no debemos dejar que el enemigo llene nuestra cabeza de pensamientos tristes, solo por el simple hecho de que tu príncipe azul no ha llegado todavía, aquí es donde principalmente nos debemos aferrar a las promesas de Dios. Algo que me ayudado mucho es hacer buenas amistades porque puedo hablar y salir a disfrutar de la vida sanamente.

Sabes que de tu círculo de amigos podría estar esa persona especial, algo que también es cierto es  que  para poder empezar una buena relación de pareja se debe de empezar por ser amigos, cuando ya has conocido a esa persona especial y dices estoy realmente enamorada porque ésta persona llena todas mis expectativas y después de hablar esto juntos se empieza la relación de noviazgo que es un paso previo al matrimonio.

En todo momento debemos tener una relación con Dios, nuestro amado padre Celestial,  hay momentos que disfruto mucho hablar con Dios y tener una relación directa con nuestro Padre es la mejor experiencia en relaciones, porque El es omnisciente porque todo lo sabe, omnipresente porque está en todas partes, omnipotente porque es todo poderoso, para Él no hay nada imposible y no hay nadie como Él.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.( Juan 3:16).

Lo que realmente te hará ser feliz es tener siempre a Dios dentro de tu corazón. Aceptarte, amarte tal como eres y lo que tienes. Recuerda eres un diseño original y Dios ya ha escrito tu historia ahora es tu turno de vivir esa linda historia de amor que Dios tiene preparado para ti. Mi historia la estoy viviendo y disfruto cada episodio de mi vida. Y esperando las promesas de Dios Padre para mí.

Con cariño,

Sharon García, Guatemala