¿En quién puedo confiar verdaderamente?

La mayoría de mujeres siempre tiene dos clasificaciones para sus amistades: sus amigas y sus mejores amigas. Una mejor amiga siempre la consideramos como la persona en quien podemos confiar, a la que le podemos contar cualquier cosa que nos pase, nuestros más íntimos secretos y que siempre estará atenta para escucharnos. La que a veces nos puede regañar, o simplemente escuchar una y otra vez las cosas buenas o malas que nos pasen. Inclusive podríamos considerar en algún momento como mejor a amigo a nuestra pareja (para las que tengan novio o estén casadas). No hay nada de malo en tener amistades y tener esas personas que consideramos mejores amigas. Hasta la biblia menciona la importancia de una amistad

Proverbios 17:17 (TLA) El amigo siempre es amigo, y en los tiempos de difíciles es más que un hermano

A pesar de esto debemos recordar que somos seres humanos, y que no somos perfectos. Las personas cambian constantemente, y si examinamos nuestra vida podremos ver que las amistades que tenemos ahora, puede que no sean las mismas de hace 5 o 10 años. Puede que haya un par que sí, y sean nuestras amistades de toda la vida, pero debemos estar conscientes que algún momento nos pueden fallar, pueden traicionar nuestra confianza, o simplemente no estar en el momento que más las necesitamos por diversas circunstancias.

Hace unos meses pase por un proceso de ruptura en el cual sufrí, y en el que necesitaba que mis amigas me apoyaran. En esos meses me pude dar cuenta verdaderamente de quienes me querían ya que su apoyo fue incondicional y no me juzgaron. También pude ver la otra cara de la moneda y ver como otras “supuestas amigas” solo murmuraban a mis espaldas lo que me paso, y de las cuales no recibí apoyo. Fue en esos meses que me di cuenta que debemos tener cuidado a quien le estamos contando lo que nos sucede, y en quien verdaderamente podemos confiar.

Un día que iba manejando, al escuchar una canción en el carro, empecé a llorar y a reflexionar en lo que la letra de esa canción decía, y simplemente conmovió mi corazón. Esta es parte de la letra:

“Who is like You Lord in all the earth?

Matchless love and beauty, endless worth

Nothing in this world can satisfy

´Cause Jesus You´re the cup that won´t run dry”

Con solo ver la letra podemos leer lo que el cantante nos dice de Jesús. Él es el único que jamás nos defraudara, es el que siempre estará en las buenas y malas, el que no juzgara lo que hayamos hecho, o hagamos, y será ese amigo incondicional que estará en las madrugadas cuando no podamos dormir por algún problema o que necesitemos que alguien nos escuche y todos estén dormidos. Él siempre tendrá su oído atento, y su confianza y amor nunca cambiará porque Él nunca cambia.  Les dejo el link de la canción para que la puedan escuchar:

El escuchar una y otra vez esta canción me enseño que me puedo preocupar por conservar las amistades que actualmente tengo porque son importantes, y porque es de suma importancia nuestras relaciones con otras personas, pero la amistad que más me debe preocupar y a la cual debo dedicarle tiempo diariamente para conservar es la de Dios-Jesús.

¿Cómo podemos mejorar nuestra amistad con Dios? Leyendo su palabra diariamente, orando y apartando un momento en las noches para contarle lo que nos sucede diariamente. Les aseguro que eso llenará su corazón de gran manera y se sentirán mucho mejor no importando la circunstancia por la cual estén atravesando

Con cariño,

Evelyn González, Guatemala