La razón de este blog

blog

Me gusta saber que este Website es de bendición para muchas personas y me encanta invertir mi tiempo en éste tipo de trabajo, para mí, es servicio al Padre…

Me volví cristiana a los 9 años y desde entonces hubo algo que hacía que me dieran ganas de buscar más de Él, desde el principio me convencí que Él debía estar en mi vida y que lo necesitaba en todo momento, aunque hubieron un par de veces (por no decir muchas) que cometí errores marca ACME, de esos que pensás que no tienen perdón… pero me enteré que todo en esta vida está perdonado por el Padre por medio de Jesús, por lo que no me estanque en mi pecado y tampoco mis cientos de errores me detuvieron para seguir mi camino, por supuesto que Dios me ayudó a enmendar todo y poco a poco me mostró el camino que Él tenía preparado para mí.

A los 15 años empecé asistir a un grupo de jóvenes, recuerdo que antes de ir al grupo, Edher en ese entonces el líder, iba a buscarme a mi casa para que yo asistiera, habían veces que me escondía y no le abría la puerta o me hacía la enferma, pero finalmente empecé asistir y comencé a tener amigos cristianos; diferentes, que reían y daban abrazos, yo sentía que eran los más raros, se miraban muy felices, me convencieron de tener esa misma felicidad y a los 17 años empecé apoyar en el grupo de jóvenes en la casa, durante 10 años fui líder del grupo en mi casa, 5 años fui maestra de escuela dominical, fui de misión a Turquía dos veces seguidas, serví durante 6 años en Camp180 (evangelizando por medio de deportes de aventura), realicé trabajos misioneros con niños en la ONG “El Cielo en la Tierra” y finalmente me enamoré y me casé en Alaska… todo se quedó en Guatemala menos el amor de mi vida: Jesús; haciendo un recuento pude darme cuenta que todo lo que había hecho anteriormente solo fue un entrenamiento para lo que venía y aún está por venir.

Mi nuevo hogar y destino eran diferentes, no conocía a nadie, es otro idioma, el frío no te deja salir tanto por ahí, por alguna razón en éste país algunas personas se ofenden al hablarles de Dios y la salvación, me comía las palabras porque no podía decirle a todos lo que tengo en mi corazón, quería hablar, quería contar, pero muchas veces me tuve que quedar callada. Hubieron días, que extrañé a mis amigos, mis ovejas, mis niños, mi iglesia, mi casa, mi familia, pero fui fuerte y me tocó aprender que aunque no estaban todos ellos a mi alrededor, el Padre estaba ahí conmigo, pude extrañar tanto levantarme temprano para ir a la iglesia, ver a mis amigos, servir a Dios, escuchar al pastor, cantar y aplaudir… pero yo ya no tenía nada de eso, todo cambió, y con lágrimas los extrañé a todos, aún los extraño pero aprendí a soltar. Éste es el mundo real, Dios me había enviado al campo y yo estaba feliz por ver que más había por hacer en este lugar.

Aprendí a ver las cosas desde el punto de vista que no es mi punto de vista, yo ya no soy la misma, ahora valoro más todo y a todos, desde que vine a este país he cambiado de estado 3 veces y la iglesia en la que mi esposo creció las mujeres no tienen privilegios como en la iglesia donde yo creci, esto fue una privación para mí porque de donde yo vengo las mujeres son instrumentos y vasos usados por Dios en distintas areas, pero hasta en esto Dios me estaba guiando y enseñando, me puse a orar porque quería servir en la iglesia de alguna forma y empezó a llegar una señora que no sabín inglés y no había quien le tradujera el servicio así que me tocó a mí hacerlo,  me pude sentir la más feliz en ese momento.

Llegó la hora de mudarnos de estado y de decir adiós otra vez, yo seguía teniendo esa inquietud de hacer algo más, ya que me iba estar moviendo de lugar en lugar tenía que existir algún modo “móvil” de servir a Dios, pensé en ser locutora de alguna radio cristiana en línea, seguir traduciendo el servicio (en la nueva iglesia no era necesario, todos hablaban inglés), cambiarme de iglesia y servir con niños. Pero de algún modo una luz se encendió en mi mente después de regresar de viaje, Dios me dio la idea de hacer un blog cristiano para mujeres, alguna lectura amigable, sencilla y exquisita que atrajera la atención de mujeres con corazones rotos, mujeres desmotivadas, deprimidas, mujeres felices que quieren saber más de la vida, mujeres que solo necesitan una luz para hacer lo correcto, mujeres que perdieron la razón de ser y principalmente mujeres que necesitan de Dios, su amor y que a veces no lo saben.

He aquí la razón por la que existe este ministerio en línea, que aún comienza y que está desarrollándose con la ayuda de mujeres entregadas 100% a Dios, comprometidas con Él, dispuestas a dar su vida por Él, mujeres que trabajan y estudian, madres e hijas con problemas con altibajos, con mil errores, pero con un corazón rendido al Padre y salvas por el sacrificio que hizo Jesús en la cruz. He aprendido mucho de ellas, más de lo que ellas se lo imaginan, leer sus artículos y devocionales cada semana, me da una luz en el camino, me enseñan tanto con sus ejemplos, sus experiencias, testimonios, etc., nadie me obliga a leerlas y nadie las obliga a ellas a escribir lo que hay en su corazón. Todos los temas que vas a encontrar en nuestro Website son escritos por nosotras con mucho amor para ti.

El logo es una mariposa que representa nuestra vida y como Jesús vino a cambiarla con un proceso desde que éramos nada más que un capullo sin sentido, pero por su amor y salvación ahora somos unas hermosas mariposas dispuestas a volar y enseñar nuestros colores de amor a cualquier lugar donde vayamos. Somos mujeres de diferentes partes del mundo, dispuestas a no callar, dar el ejemplo y dar el amor de Dios.

Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios. 1 Pedro 3:4

Somos bellas por dentro y por fuera simplemente porque recibimos su Gracia. La gracia es simplemente Su Salvación y de ésta palabra nace este ministerio, que depende completamente de nuestro Padre, por Él vivimos, por fe caminamos y por amor escribimos.

Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios. Efesios 2:8

No somos nada sino por Él y aunque nuestra vida no es fácil y seguramente somos las que más errores tenemos, pero debo decir que todo esto nos hace contar nuestras historias y experiencias de vida, simplemente para compartir del Padre y ese amor que nunca falla.

Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. 2 Corintios 12:9

Ahora que estoy en este nuevo episodio de mi vida, me siento más confiada de quien soy, no me da vergüenza ni pena invitar a los demás a la iglesia y hablarles de que existe un Dios que tiene poder, que es dueño de todo lo que sus ojos puedan ver, creo que no estoy de acuerdo con esa simple filosofía de algunas personas en sentirse ofendidas e incómodas por escuchar de Jesús, creo que el debería sentirse ofendido es Dios, pero su amor nos abraza a todos y nos da nuevas oportunidades.

He aprendido que la vida son momentos y que esos momentos y oportunidades debemos de aprovecharlos al máximo, ver lo positivo y darle prioridad, Dios está ahí y aunque no podemos verlo tenemos la fe de que Él interviene por nosotros. Busquemos como acercarnos, quitemos toda barrera que no nos deja explorar el mundo de Dios, la vida no es simple y los problemas abundan como gotas de agua, pero cuando tienes a Jesús con ti, esas gotas de agua caen sobre una sombrilla que Dios pone en tu cabeza.

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Isaías 55:6

Con cariño,

Marina Behel, Ft. Lewis, Wa.

Junio 2014