Me Comprometí!!!!!

mecomp

Muchas de nosotras (mujeres jóvenes) nos entusiasmamos tanto cuando a nuestro alrededor la gente que apreciamos logra encontrar el amor verdadero y hacen publico el compromiso, tanto nos emocionamos que soñamos con el momento en que nosotras daremos la gran noticia, ¿Qué se sentirá? ¿Cómo reaccionaran mis amigos/as?, se podría decir que son las preguntas en nuestro inconsciente que frecuentemente nos hacemos al enterarnos del compromiso.

Pues sí, me ha tocado vivir la temporada de “compromisos” de mis amigos más cercanos, y he llegado a tener esas preguntas que estoy segura no solo yo me las he hecho, y aunque no tengo aun al hombre de Dios para mi vida tengo la certeza que llegara ese momento en que podre gritar a los cuatro vientos  mi compromiso.

Pero no es eso lo que quiero compartir, si no contarles algo que espero en Dios pueda levantar tu ánimo, quiero decirles que yo ya ¡Me Comprometí!!!! – pero cómo? si he dicho que no tenía novio – pero es cierto:

Me comprometí – a ser la chica que solía ser cuando era niña

Me comprometí – a luchar por mis sueños aunque al mundo le parezca locura

Me comprometí – a dejar mis miedos atrás y ser quien realmente soy

Me comprometí – a valorarme yo misma sin esperar que alguien más lo haga

Me comprometí – a no buscar en necesidad sino esperar en voluntad de Dios

Me comprometí – a ser feliz sobre cualquier circunstancia

Me comprometí con Dios!!!

Ah que chistosa verdad. Pues por increíble que parezca esa es mi realidad actual. Hace un tiempo atrás Dios me permitió vivir algo que yo le pedí en oración, y que le agradezco infinitamente,  por un corto periodo de tiempo pude sentirme plena y feliz , y pues así como me lo dio de repente así también se fue de repente, y el vacío que dejo fue demasiado grande, tanto que el periodo de recuperación no ha sido nada fácil por las tantas interrogantes que esa situación causo; pero Dios no me ha dejado desmayar jamás sino más bien siempre me recuerda lo valiosa que soy para El y me da respuestas a lo que creía él había olvidado que en algún momento le pedí (hasta yo lo había olvidado ya), y sobre todo me ha permitido servirle en la iglesia.

En su momento alguien me dijo “Guarde su corazón” y no lo entendí en ese momento, pero al día de hoy puedo decir que esa frase hace sentido a mi vida la encontré en la Biblia en Prov. 4:23 sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de el mana la vida, me he dado cuenta que es una gran verdad, en tu corazón están guardados sentimientos y emociones que nadie valorara más que Dios y tú misma. Comprender eso me llevo a tomar la gran decisión de decir SI a este compromiso.

Así que llegue a la conclusión de que no necesito de alguien precisamente para gritar un compromiso de por vida, cuando tengo la oportunidad y tú también la tienes de adquirir un hermoso compromiso con Dios y contigo misma que también se vale gritar y simbolizar con anillo. Y créeme que es muy caballeroso y detallista hasta lograr su respuesta, porque nadie mejor que él conoce lo profundo de tu corazón y sabe cómo conquistarlo. Nadie te amara con amor eterno como Él lo hace sin esperar nada a cambio.

Mónica Suchite, Guatemala

(Escritora invitada)