Vive cada día como si fuera el último

Frases-12

Este tema me reta a analizar en lo siguiente: ¿Qué es el gozo de la vida?

Pienso que el gozo de la vida es tan sencillo como decir “VIVE CADA DIA COMO SI FUERA EL ULTIMO”. El gozo no es más que disfrutar cada segundo de tu día, esto definitivamente te hará ver la vida de otra manera, si es cierto que no todos los días son color rosa, no siempre todo sale bien o como lo habíamos planificado y es allí en donde perdemos ese sentido de disfrutar.

Pero, tenemos la oportunidad de recordar que nuestros errores y pecados ya han sido perdonados, y esto nos da un nuevo sentido cada día de nuestra vida, como nos dice Pablo en la carta a los Corintios: “Por lo tanto, si alguno esta en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”  (2 Corintios 56:17 NVI), poseemos la promesa de lo nuevo para nuestra vida, esto crea desde el momento de leer esas palabras la expectativa y la esperanza de que lo que viene por delante será bueno, motivo que llena de alegría y tranquilidad a nuestro corazón.

Esa alegría en nuestro corazón, es la razón por la que podemos disfrutar todo a nuestro alrededor; abrir nuestros ojos a un nuevo día, respirar el aire puro de la naturaleza, reír a carcajadas por ocurrencias, llorar, abrazar, bailar, gritar, y muchas cosas más, que se resumen en VIVIR LA  VIDA AL MAXIMO y ¿Por qué no? Somos hijas de Dios y sus princesas, ¡Acaso eso no es también motivo de gozo?, por supuesto!!! Como herederas de nuestro Padre existe la alegría de la provisión, su herencia no cosiste exactamente en grandes tesoros, más si existe como virtudes y dones o habilidades que ha depositado en cada una.

Dios nos dio la bendición de destacarnos en algo, por muy mínimo que parezca, nos regala esas habilidades para que por medio de eso podamos disfrutar aún más la vida, pues qué mejor que poniendo a su servicio nuestros talentos, significa que usamos estos talentos para agradarle a él. Y así podemos continuar enlistando tantos motivos para ser felices en nuestra vida, pero sobre todo en nuestra vida con Dios.

Así que no dejes que un día gris opaque tu vista a apreciar y gozarte en los colores de un nuevo amanecer, se agradecida de cada instante, desde que te levantas hasta volver a descansar, desde que todo marcha bien hasta que sientes todo en tu contra, porque un corazón agradecido y con el gozo de Dios disfruta hasta de las pruebas porque confía en que las cosas siempre están bajo control. La vida no tendría sabor sin las pruebas. Disfruta de todo porque hasta en el día más opaco o triste o desanimado, Dios se encargará de enviarte una mariposa que con solo extender su vuelo frente a tus ojos te hará recordar con sus colores que siempre es posible renovar las fuerzas y deslumbrar a su alrededor con la belleza que Dios colocó en ella. Y podrás decir:

“Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.” Salmos 16:11

Con cariño,

Mónica Suchite

Guatemala