Año Nuevo: un comienzo nuevo (aprendiendo de los errores)

NY2014 copia

Cada año nuevo que viene trae consigo la incógnita de ¿Cuáles van a ser mis propósitos, cuáles serán mis metas para el año nuevo, que voy a hacer el año que viene?

Muchas veces ocurre que hacemos una lista de metas o propósitos para el siguiente año, y cuando finaliza este no hemos logrado lo que nos proponemos o solo pocas cosas. También puede ocurrir que sí cumplamos todo lo que nos propusimos y que no sepamos que paso dar ahora o qué dirección tomar. Puede pasar que hayamos tenido un año “no tan bueno” según nuestra perspectiva, y que esto nos desanime para él que viene siendo pesimistas, y no teniendo esperanza del futuro. Sea cual sea nuestro caso debemos estar consientes de que el tiempo pasa, y que si es importante tener metas y propósitos ya que estos nos harán crecer como personas, madurar y ser más responsables.

Es importante aprender de nuestros errores en tiempos pasados para no volverlos a cometer el año que viene. Una vez escuche que podemos aprender de dos formas. Una es de nuestros errores, y otra es de los errores de los demás. La segunda opción puede ser la mejor para nuestras vidas y es la más sabia ya que nos evitaremos problemas o pruebas innecesarias. También es importante recordad que en Jesús, aunque hayamos cometido errores en nuestro pasado siempre habrá nuevas oportunidades para empezar, y el año que viene puede ser un comienzo a cosas grandes en nuestras vidas.

Lo más importante de trazarnos metas o tener propósitos para este nuevo año, es poner al frente a Jesús en estos planes. Esto no solo hará que los podamos cumplir, sino que hará que logremos aún cosas mayores de las que pensamos.

Salmos 37:5 Encomienda al Señor tu *camino; confía en él, y él actuará.

Este Salmo nos muestra la importancia de poner al frente a Dios en todas las metas y propósitos del año que viene, ya que él es el que pondrá a las personas correctas, los lugares correctos y las circunstancias adecuadas para que logremos alcanzar lo que deseamos en el 2014.

Algo que también es importante y debemos practicar el año que viene es el valorar cada momento y cada día que Dios nos regala. Esto nos permitirá tener una actitud de constante agradecimiento, y a poder ver el lado positivo de todo lo que nos sucede y mantener la frente en alto no importando cual sea la circunstancia por la que estemos pasado.

Salmos 90:12 Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría

Muchas veces pasamos los días tan ocupados o llenos de actividades que no consideramos que éstos son un regalo de Dios, y que nuestra vida es frágil y en cualquier momento se puede acabar. No dejemos que el año que viene perdamos el enfoque de lo que Dios nos da cada día y que es un regalo que no tiene precio. No nos enfoquemos en lo que está mal, o en lo que hemos perdido ya que por esto podemos perder la bendición diaria que cada día tiene para ofrecernos.

Una vez encomendemos a Dios nuestras metas o propósitos para el siguiente año, es importante tomar acción sobre éstas. No podemos esperar que se cumplan o sucedan de la noche a la mañana. Todo sueño o meta conlleva trabajo, determinación y esfuerzo. Si nosotras ponemos de nuestra parte, podemos contar con que Dios también pondrá de su parte y será nuestro apoyo incondicional. También es importante que siempre que nos sea posible leamos la palabra de Dios ya que esta también nos guiara, dará sabiduría, y permitirá alcanzar lo que queremos y ser persona de éxito.

Josué 1:8-9 (NVI) Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.»

Unos consejos que leí hace unos días en una página para trazarnos metas fueron los siguientes:

  1. Si tenemos metas es importante que tengamos un plan de acción para cumplirlas.
  2. Si el año pasado tuviste 10 metas y sólo cumpliste 2, es mejor que establezcas sólo 3 metas y que tengas un plan de acción para cada una y puedas ver cómo se van cumpliendo
  3. Se deben tener fechas establecidas de cuando las quieres cumplir. Por ejemplo si una meta fuera aprender un idioma, determinar que en 6 meses lo estarás cumpliendo, esto es en Junio 2014 (por ejemplo)
  4. Cuando elijas las 3 metas que quieras cumplir debes determinar porque lo quieres hacer y qué diferencia o cambio harán en tu vida para que así puedas ver su importancia y adquieras un verdadero compromiso. Por ejemplo si fuera el iniciar tu propio negocio lo que representaría para ti sería mayor independencia o flexibilidad de horario.
  5. Traza tu plan de acción para cada meta anotando que pasos o acciones debes dar para ir cumpliendo esas metas. Este debe incluir fechas límites para que así puedas ir midiendo el progreso que vas alcanzando con cada meta o propósito.

Les dejo el siguiente link por si les interesa esta información un poco más amplia

http://www.planemprendedor.com/como-hacer-un-plan-de-accion-para-lograr-tus-metas-en-2014/

Desde ya les deseo muchas bendiciones para el año 2014, y que Dios sea su guía y compañía en todo lo que se propongan o quieran lograr para este nuevo año. ¡Un fuerte abrazo!

Con mucho cariño,

Evelyn González, Guatemala