Características de una mujer fuerte en Jesús

Al escribir éstas palabras sencillamente no puedo imaginar el momento por el cual estás atravesando ahora… quizá sea uno de esos días en los que simplemente ¡¡¡Todo parece estar fuera de lugar!!! … ya sea que te sientas deprimida, frustrada, enojada, con el corazón roto, asustada, sin esperanza, perdida, decepcionada, preocupada, angustiada, indecisa, desconsolada, traicionada, triste, desesperada, sin fuerzas, o pienses que ya nada vale la pena, si te sientes cansada y piensas que ya no aguantas más… ¡Hay buenas noticias para ti!…Dios quiere que sepas que no estás sola y que él cuida de ti.

Dios quiere que seas fuerte a pesar de las pruebas… 2 Corintios 12:9 dice: “pero Él me dijo: ” Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.” Por lo tanto gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí, el poder de Cristo.

El pasaje anterior nos enseña que cuando somos débiles somos fuertes en Jesús… ¿Cómo es eso posible? Bueno… pues eso ocurre cuando en lugar de dejarnos abatir por las pruebas y ser vencidas por ellas, reconocemos ante el Señor que no podemos solas y que lo necesitamos a él para seguir adelante. Esto implica; no solo el hecho de humillarnos ante el Señor Jesús (ser humildes) sino que también conlleva depositar nuestra confianza en Él a través de la fe.

La biblia menciona a varias mujeres que sobresalieron no por sus habilidades y destrezas sino por sus actitudes frente a las pruebas, recordemos que en esos tiempos las mujeres de medio oriente no tenían los mismos privilegios que los hombres, sin embargo mujeres como Ester, Ruth, Débora, María y Marta sobresalieron porque contaban con el favor de Dios.

Ahora bien, ¿Qué fue lo que ellas hicieron para contar con el favor de Dios? A pesar de que todas ellas vivieron en épocas diferentes; todas tuvieron cosas en común, actitudes que las llevaron a salir victoriosas sin importar lo complicado que fueran sus problemas.

  1. CONFIARON EN DIOS. Reconocieron que no podían enfrentar solas sus problemas y confiaron en Él, tuvieron fe pues sabían que Dios siempre tiene todo bajo control.
  2. FUERON OBEDIENTES A DIOS. No cuestionaron los planes preguntándole cosas como ¿Por qué a mí? ¿Por qué tengo que hacer esto o aquello? fueron obedientes aunque las instrucciones de Dios no tuvieran sentido para ellas.
  3. FUERON HUMILDES Y VALIENTES. Reconocieron que eran débiles y que la verdadera fuerza proviene de Dios, no huyeron de los problemas sino que los enfrentaron confiando en que Dios les daría la victoria aún sin ver una sola señal de que eso sucedería. Y a través de la oración recibieron paz en medio de las pruebas. 1cor1013

1 Corintios 10:13 dice: “Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir”.

Dios cuida de ti y tiene planes maravillosos para tu vida, nadie te ama más que Dios, por eso envió a Jesucristo al mundo para morir por nosotros y perdonar nuestros pecados, Jesús resucitó y está sentado a la derecha de Dios y un día volverá por aquellas que creyeron en Él.

Dios te creó con un propósito especial, y lo va a cumplir en tu vida, esta prueba también pasará. Así que; ánimo… aumenta tu fe y ¡CONVIÉRTETE EN UNA MUJER FUERTE EN JESÚS!

Con cariño,

Vicky del Cid, Guatemala