Definamos el AMOR

clases de amor - joana

Cómo expresar amor, aunque no tengas a tu príncipe azul todavía…

Hay tres clases de amor mencionados en el Nuevo Testamento: el ágape, el fileo y el storge. En español simplemente se traducen como amor. Por eso les quiero compartir lo que significan y cómo se expresan… en especial para todas aquellas que dicen como decía yo antes de conocer a mi esposo… -Dios, sólo dame alguien a quien amar…-

Dios fue bueno y no me escuchó sino que me dio mi sueño de hombre que yo pensaba que ya no existía, pero a lo que voy es que el amor no sólo se tiene que expresar hacia la pareja…

El ágape es un amor que se sacrifica por los demás.

Es amor que no sólo es un sentimiento. Es amor por lo que haces, no siempre por lo que sientes. Este es el amor al cual se refiere cuando debemos amar a toda la humanidad… yo no SIENTO amor por toda la humanidad (aunque por supuesto que le puedes pedir a Dios que te dé su corazón, etc…) pero debo amar a todos por medio de mis acciones.

Este amor es el que se expresa cuando uno disciplina a sus hijos porque los ama. Un amor como el que Jesús nos mostró, aunque sudó sangre al enfrentarlo: murió por nosotros. Eso es amor ágape: el amar por medio de acciones que a veces requieren un sacrificio.

El amor fileo es un amor de amistad. Muchas veces se enfoca tanto en el amor a Dios y el amor por la pareja, pero el amor en la amistad es algo incomparable.

Jesús nos muestra la importancia de buenas amistades con sus 3 años de  ministerio en la tierra. En ese tiempo, el cual se ha grabado para todas las generaciones después de Él, lo primero que hizo fue escoger sus discípulos. Ellos eran sus amigos más cercanos, y de allí hasta tenía mejores amigos entre ellos. Pedro, Santiago y Juan tenían una amistad muy cercana con Jesús, pero quizá Pedro y Juan eran los más cercanos. Aun así, Pedro, le falla. Pero eso no hizo que Dios lo borrara de la historia como el amigo que fue para Jesús. Creo que Dios quiere que entendamos que las amistades son esenciales en nuestras vidas. También miramos las diferentes caras de la amistad, como Judas el Iscariote que actúa peor que un enemigo, y uno de sus mejores amigos, Pedro, que lo niega. Pareciera una novela de amistades como Carrusel de niños que estaba de moda cuando yo era pequeña.

La Biblia no es un Cuento de Hadas donde todo sale de la manera más agradable. La Biblia es realista. Da ejemplos de la vida real para que entendamos cómo hacer en las diversas situaciones en las cuales nos encontramos. Es como un manual con instrucciones, consejos y ejemplos para cómo vivir de la mejor manera.

Justamente ayer estaba leyendo el final del libro, (el cual les recomiendo), Undaunted por Christine Caine, y me recordó de la importancia de las verdaderas amistades. Chicas, les tengo una recomendación: cuando tengan una amistad que es un ancla, alguien que no sólo te sigue en todas tus ideas locas, sino que hace todo para frenarte cuando piensas hacer una locura no aceptable, te escucha cuando necesitas desahogarte, se preocupa por ti y te da consejo que no siempre quieres oír, pero que te hace pensar antes de actuar, no sueltes a esa amistad por nada en el mundo! No quemes puentes firmes que te sostienen y guían a los caminos seguros con Dios. Hay ”puentes” que hay que quemar, es decir amistades que hay que soltar, pero no es de esos de los cuales estoy hablando ahora. Es cierto, las relaciones de amistad no son las mismas toda la vida… algunas nos casamos, tenemos que enfocarnos en mil cosas más y no hay el mismo espacio para la amistad que antes. No hay nada malo con eso. Pero contacta a esa gente que ha sido irreemplazable en tu vida, de vez en cuando. Mándales un saludito. Cuéntales que cuando te vienen a la mente, ora por ellos. Porque cuando de repente te encuentres necesitando a esos verdaderos amigos, pero hayas quemado todos tus puentes, puede que vayas con la persona equivocada a buscar el apoyo o simplemente no tengas a nadie.

Con cada año que pasa entiendo más la importancia de algo que me repetían una y otra vez y me entraba en un oído y salía por el otro… ”ten cuidado con quien te juntas.”

Para mí no fue tanto: ”al que anda en la miel, algo se le pega.”

Era más: ”si la miel anda con más miel, cómo va a dejar de ser pegajosa?”

Es decir, no te convienen las amistades con personas con las mismas debilidades que tú. Claro, ten esas amistades… pero no muy cerca, sino seguirán juntos en el mismo rumbo y será imposible, sin la ayuda de otra gente, salir del mismo ciclo dañino.

Yo creo que si me hubiera rodeado de la gente que me parecía ”aburrida”, ”cuadrada”, ”disciplinada”, hubiera encontrado qué era lo que los inspiraba a no desviarse. Y posiblemente me hubiera ahorrado tanto dolor y arrepentimiento. Aunque hubiera sido tentada a situaciones dañinas, estas amistades no me hubieran ”hecho la pala” y seguido, sino, hubieran hecho todo, hasta perder mi amistad, por salvarme de una situación que me pudiera dañar.

Eso de que el bien de la persona se vuelve más importante incluso que la amistad, es amor fileo expresando amor ágape! … hacer algo que te duele, porque es mejor para la persona que valoras.

De allí está la familia preciosa y única. En ella vemos el amor storge. Si alguna de ustedes tiene hijos, entienden este amor y por qué tiene su propio nombre. Al ver a tu bebé por primera vez, cargarlo en tus brazos y tenerlo cerca de tu corazón sientes un amor que no se compara a ningún sentimiento. Sientes que tu corazón explota en tu pecho por todo el amor que le tienes a tu bebecito. Eso es amor storge. Ese amor por tu hermano, que te fastidia, pero que amas tanto de todos modos, eso es storge. Y yo también he notado este amor…  la familia son los que siempre estarán allí, que te conocen desde pequeña, y conocen tus vergüenzas de niña, tus debilidades. Los que te esperan con los brazos abiertos y conocen tus comidas favoritas. Son con los que te sientes cómodo y te puedes quitar los zapatos y relajar.  Este amor también es esencial! Jesús nos habla de la importancia de este amor. Recuerdan cuando dice que somos sus hermanos? Y que todos los creyentes somos hermanos? Somos el cuerpo de Cristo y este cuerpo de Creyentes en Cristo en todo el mundo, somos una familia! Estamos expresando el amor de familia a nuestros hermanos en Cristo?

Si Dios es AMOR, y lo más importante de la Biblia es el amor, creo que debemos aprender a amar. Estas tres palabras griegas que se usan en la Biblia y que se traducen como amor en español, son las maneras en las cuales debemos amar. Desarrollemos el amor en nuestras vidas cada día. Seamos conscientes con cada momento de nuestra vida y pensemos en cómo expresar el amor: ágape, fileo y storge.

Las dejo con este video impresionante que habla la realidad del AMOR…

Con cariño,

–       Joanna Wood de García