“Día de gracias” o “Días de gracias”

IMG_6096Últimamente me ha tocado compartir con personas que no son agradecidas y que dan las cosas por sentado, reciben y reciben sin dar a cambio si quiera un “gracias”, esta forma de ser en verdad me molesta tanto, vengo de una cultura donde somos muy agradecidos por todo, si recibimos algo de alguien lo pagamos con otro favor, dar “gracias” está en nuestro diario vivir…. pero no es para “todos”… Si algo me incomoda son las personas malagradecidas… Me imagino como se siente Dios porque a veces me comporto de la misma manera que acabo de describir L

Viene a mi mente nuestro diario vivir hacia a Dios, damos por sentado la vida, la comida, la vestimenta, el trabajo, la familia, los amigos, la salud, el amor.. etc., creemos que es lo mínimo que deberíamos de recibir por parte de Dios y lo menos que hacemos es decir “gracias” y preferimos quejarnos por todo. Otras veces renegamos a Dios porque no hemos recibido lo que hemos pedido, o al menos recibir lo que merecemos… deberíamos estar felices por no recibir lo que merecemos porque estaríamos en una muy mala situación por nuestra mala conducta.

Hay veces que podemos ser hijos malagradecidos, que solo estamos felices con Dios cuando todo está bien en nuestra vida y olvidamos agradecer por todo lo que acontece a nuestro alrededor como lo dice la biblia.

“Dad gracias en todo, por que esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. 1 Tesalonicenses 5:18

Este verso puede ser un reto para muchos, especialmente cuando solo podemos ver lo que “no tenemos” en este momento y olvidamos lo que tenemos hoy y aquí. Cuando ponemos nuestra confianza 100% en Dios, Él se asegura de que tengamos todo lo que necesitamos, siempre y cuando lo dejemos actuar a Su manera y no a la nuestra. Dios sabe los deseos más profundos de nuestro corazón, pero hay veces que actuamos como que si El no existiera y tomamos malas decisiones en nuestra vida y cuando vienen los resultados hasta podemos echarle la culpa a Dios sino es de nuestro agrado. ¿Podrías tomarte unos segundos para pensar si has sido agradecido o no con Dios? No te va tomar mucho tiempo pensar en esto, cada uno de nosotros sabemos nuestra conducta y doy gracias a Dios porque cada día es nuevo y esto solo significa una nueva oportunidad para todos. Borrón y cuenta nueva para todos y cada uno que quiera cambiar su conducta y forma de vivir.

No necesitamos estudiar profundamente el tema del “agradecimiento” porque bien sabemos lo que significa y Dios nos dice que debemos dar gracias en todo, debería ser en toda situación buena o mala, si somos agradecidos la prueba pasa más rápido, las bendiciones en nuestras vidas son más claras y más grandes, dejamos de ser negativos y con nuestra actitud les ensenamos a otros a ser agradecidos.

Hoy celebramos el “día de gracias”, no en todos los países, pero creo que deberíamos hacer memorable este día y todos los días para darle honor a Dios por todo lo que nos da… podríamos crear un estilo de vida todos los días en agradecimiento a Dios por ser tan bueno y porque no nos da lo que realmente merecemos.

No se cuál será hoy la prueba o necesidad que estás atravesando, pero Dios si la sabe y solo quiere que nuestro corazón sea agradecido en todo, quiere que Jesús sea suficiente y no necesites nada o nadie más que Él. EL es todo lo que necesitamos en las buenas y malas situaciones, te aseguro que Él nunca te va dejar o te va voltear la cara, porque es Dios de amor y ahorita mismo está ahí contigo tomándote de la mano para hacerte fuerte cuando las situaciones te hacen débil y de no poder más. Deja experimentar el amor de Dios en tu vida, cierra tus ojos y siente un abrazo reconfortante porque Él no te fallara.

Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? Mateo 6:25-26

Con cariño,

Marina Behel, Alabama