El arte de esperar

…y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí. Isaías 49:23

La palabra “esperar” es algo de lo que Dios ha estado hablándome mucho. Pero también es algo que estamos aprendiendo a caminar como familia.

¿Pero a quien le gusta esperar? se que no levantarías la mano es este momento. En esta espera estoy aprendiendo que el proceso produce en nosotros algo que es invaluable y que realmente necesitamos.

Déjame explicarme un poco más…

Estamos viviendo en una era donde nos hemos capacitado a tener todo de inmediato. Puedes tener información inmediata en el internet o le puedes preguntar a Siri!

Pero ya hablando en serio,  lo que quiero recalcar en esta conversación entre amigos es la magnitud de lo que Dios hace en el proceso de espera. La palabra Hebrea qavah de acuerdo a la concordancia Strong significa esperar, para unir. El lexicón Hebreo Brown-Driver-Briggs la describe como probablemente torcer, estirar, la tensión de persistir o soportar. También esta palabra es usada para cuando haces cuerdas. Denota un proceso de adherirse o unirse.

Encontramos esta palabra qavah en Isaías 40:31 Mas los que esperan á Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán.

¿No es esto muy alentador y lleno de esperanza en la espera? que los que se adhieren, unen a Jehová en la espera, tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán.

En la espera tenemos la oportunidad de adherirnos a Dios, que nos promete renovar nuestras fuerzas; en la espera hay tensión, sientes cómo estás siendo estrechado. Pero es aquí donde aprenderemos a ir a lugares más altos en su presencia. Tenemos la oportunidad de aprender nuestra posición al estar sentados en los lugares celestiales con Cristo Jesús.(Efesios 2:6)

Aquí aprenderemos a ver nuestras vidas y circunstancias con la perspectiva celestial, de arriba hacia abajo y no de abajo hacia arriba.

Podremos ver, no cuan grande son nuestras dificultades pero cuan Grande es nuestro Dios en nuestras dificultades.

Así que mis amigos lectores, si estas en el proceso de espera puedes gozarte, porque significa que tienes la oportunidad de unirte y de permanecer en Jesús. El va a producir fruto en ti. Te fortalecerá, te llevará a nuevas alturas en su presencia donde volaras como las águilas y te dará nuevas perspectivas.

Isaías 49:23 nos dice que no seremos avergonzados los que en él esperamos.

Así que Confía, permanece en Jesús y espera!

Con mucho amor,

Lucy Cantrell, Colorado

Bella por gracia

Septiembre 2018