Es necesario que El crezca, y que yo disminuya

FRASE 1-7

Alguna vez te has puesto a pensar, ¿Qué es lo más importante en tu vida?; graduarte, ser madre, comprar una casa, un carro, tener novio, etc etc… ¿sabes? Aun siendo lo más importante todo eso se va a quedar aquí, en éste mundo… no estoy diciendo que no luches por tus sueños, pero si quiero hablarte de algo más importante que luchar por tus sueños… TU SALVACIÓN Y TU COMISIÓN Y TU PRIORIDAD.

¡Sabes el final de los tiempos está más cerca de lo que nos imaginamos!… ¡Sí! hemos escuchado esta frase por años incluso décadas y por lo mismo hemos dejado de “creer” o darle la importancia que tiene o simplemente pensamos que; para que pase eso, falta muchísimo tiempo.

Estamos tan enfocados en lograr nuestras metas, que se nos olvida nuestro propósito en este mundo: “Ir y hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes”. (Mateo 28: 19-20 NVI).

¿Cómo te sientes de saber que ya eres salvo?  que vas a estar, enfrente de Jesús el resto de la eternidad, adorándole, cantándole, glorificándole,…!Uff! que lindo solo de imaginarlo…PERO ¿Qué pasará con tus seres queridos que aún no tienen su salvación?, ¿Te gustaría que estuvieran contigo en la eternidad, que me dices de tus papas, hermanos, primos, tíos, abuelos, amigos…?  Te has puesto a pensar que pasaría si en éste preciso momento que estás leyendo éste artículo… ¡ZAZ!… ¡Cristo viene!.

¿Crees que tu familia se iría juntamente contigo? Qué triste sería no estar con las personas que amamos en la eternidad… Para hacer discípulos a las naciones, no tienes que ser un experto en la biblia, no tienes que viajar alrededor del mundo para cumplir tu propósito, solo tienes que hablar más de lo que Dios ha hecho en tu vida, lo que Dios te habla día con día a través de diferentes medios, no te lo guardes solo para ti, COMPÁRTELO… a veces no sabemos cómo abordar el tema, o como empezar hablar sobre Jesús, porque ya conocemos la reacción de la mayoría de no creyentes, y simplemente callamos por “pena” y “temor”,,,

Pero ahora en la actualidad existen tantos medios de comunicación que te pueden ayudar a proclamar la palabra de Dios. No perdamos más el tiempo, mira todo lo que está pasando alrededor del mundo, gente muriendo de hambre, cambios de sexos, drogas, guerras, secuestros, ataques terroristas, violencia, niños usando armas, terremotos, desastres naturales, “cambio climático”… y ¿Cuál es tu reacción ante todo esto?: te unes en oración (excelente), colocas la bandera del país afectado en tu Facebook, o redes sociales, te compadeces de la situación, o simplemente la ignoras porque como no eres tú el afectado… es tan triste ver tanta necesidad y corazones vacíos buscando ser llenados en el lugar equivocado, porque viven en oscuridad y no saben cómo encontrar “eso” que les va a ser sentir plenamente llenos y felices.

¿Pero cómo pueden ellos invocarlo para que los salve si no creen en él? ¿Y cómo pueden creer en él si nunca han oído de él? ¿Y cómo pueden oír de él a menos que alguien se lo diga? ¿Y cómo irá alguien a contarles sin ser enviado? Por eso, las Escrituras dicen: «¡Qué hermosos son los pies de los mensajeros que traen buenas noticias!» (Romanos 10:14-17).

Estoy convencida firmemente que Dios nos está hablando y avisando CON TIEMPO a través de todo lo que estamos viviendo especialmente a nosotros sus hijos. La biblia dice: “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado” (Isaías 55:6 RVR 1960). Prediquemos de Él mientras podamos, ese es nuestro principal propósito en esta vida…

Te lo digo porque ésta semana me propuse buscar más a Dios y le pregunté ¿“cuál era mi ministerio” ?, y Él en su infinito amor, empezó a hablar desde el primer día que hice mi pregunta, usando todos los medios posibles para darme a conocer que NO estoy cumpliendo su mandato, que estoy guardando las bendiciones sin compartir, y que soy egoísta por no compartir estas bendiciones con tantas personas que no lo conocen. (Incluyendo mis seres queridos). Y me sentí tan triste, pensando que estaba actuando correctamente, pero Gracias a Él puedo empezar a proclamar su palabra y ser parte de su batallón.

“Es necesario que El crezca, y que yo disminuya”. (Juan 3:30 La Biblia de las Américas)… Hagamos que la gloria sea para Él en todo momento en nuestras vidas, demos a conocer sus obras, empecemos HOY.

Con todo mi Amor

Agueda Borrasca, Buffalo NY

Mayo 2016