Mujer, si conocieras el Don de Dios

Jesús partió de Judea hacia Samaria escogiendo el camino más corto, como todos sabemos judíos y samaritanos no se tratan entre sí y aquella zona era menospreciada. En Sicar junto a la heredad de Jacob había un pozo, era como la hora sexta del día y vino una mujer de Samaria a sacar agua y Jesús le dijo dame de beber y ella conociendo la división entre judíos y samaritanos se sorprende y es cuando Jesús le dice; Si conocieras el Don de Dios y quien te dice Dame de beber, tú le pides y él te daría agua viva.

Medita:

Jesús le ofrece agua viva en el desierto a una mujer promiscua, ésta mujer iba al pozo a buscar agua para saciar su sed física, sin embargo Jesús le estaba ofreciendo agua espiritual… porque le dijo: si tomarás agua de aquí volverás a tener sed, sin embargo Jesús le expuso que él tenía otro tipo de agua que le daría vida eterna. Él iba a saciar los manantiales secos en su ser… A veces andamos caminando como vivos, pero nuestro ser está seco.

Jesús le ofreció agua que no cesaría jamás, le sugirió que el Hijo de Dios, es un refrigerio Espiritual, porque nos refresca y nos sacia, aun en los desiertos de nuestra vida, nos reconforta, nos hace brotar ríos de agua viva en nuestro ser; San Juan 7:38, que es el Espíritu de Dios, que nos muda, nos reconforta y una vez que dejas que esa fuente de agua viva te sacie, de tu interior correrán ríos de agua viva, experimentarás como el Espíritu te renueva,  Apocalipsis. 21:6  “dice A todos los sedientos, venid a las aguas”.

Aplica a tu Vida:

Jesús le dice a la mujer samaritana ve y busca a tu marido y tráelo… al confrontarla, ella entendió que era el Mesías, pues le declaró que había tenido 5 maridos y este que tenía ahora no lo era. Jesús le reveló que él conoce el presente y el futuro, con esto no la señaló, sino que la impactó, la mujer dejó su cántaro y el agua física; ese líquido que saciaría su sed física y saciaría la sed de su alma… le declaró Jesús un secreto, que esto aplica a nuestros días, que Jesús busca hijas e hijos que le adoren en espíritu y verdad. San Juan 4:24.

Sin importar las circunstancias y el problema, el Padre busca que le adoremos, desde lo más profundo de nuestro ser, que lo rindamos ante el Rey, en estos tiempos difíciles y de caos, el Padre busca adoradores que derramen su ser, delante de él y que conozcan como la mujer samaritana, el Don de Dios.

Esta mujer reconoció el Don de Dios, dejó su cántaro, el agua física y se llenó del agua del Espíritu y se convirtió en una ganadora de almas de Sicar… y fue y contó toda su experiencia con el Señor…, tomó de la fuente de agua viva, que la transformó y fue el primer ejemplo de evangelista de sus tiempos, dejó todo su estilo de vida y su presente por las promesas que Dios le dio. Y estableció una nueva marca y estereotipo, muchos creyeron porque habló y dio testimonio vivo de cambio, creyeron que realmente era el Mesías, el hijo de Dios… en estos tiempos: Como la mujer samaritana, ¿De qué forma puedo influenciar mi entorno?

Oración:

Señor que todo lo que trasciendes, fuente de agua Viva, llene cada área de nuestras vidas de manera que los ríos de agua Viva, nos llenen y que seamos impactados por tu Espíritu. Que podamos  adorarte, de forma que derramemos nuestro ser ante ti, Espíritu Santo de Dios, levanta verdaderos adoradores, que impacten estos últimos tiempos.

Hecho Con amor

Raynilda Aviles, Islip Ny.