Nunca conocí a alguien tan FIEL

Frases-13

Aunque a veces pensamos que los problemas o dificultades por las que pasamos son las más grandes, las más difíciles o las que no tendrán solución, estamos equivocadas.

La vida es una constante prueba para todos, de diferentes formas, pero algo que jamás debemos olvidar es la FIDELIDAD DE DIOS. Hace unos días mi mamá se enfermó  y a los pocos días me enferme yo. En esos días no había nadie que nos atendiera, sólo nos atendíamos mutuamente. Un día no teníamos ganas de cocinar ni había tanta comida en mi casa porque no habíamos podido ir al supermercado y nos pusimos a pensar ¿Qué comeríamos?  Unas horas después llego una amiga de mi mamá (que no esperábamos que llegaría), ella nos llevó el almuerzo y el postre, fue un gesto tan pequeño pero tan lindo;  a la misma vez era de parte de Dios porque Él sabía como nos sentíamos y una prueba más de la gran fidelidad que siempre tiene para nosotras.

Hace varios días escuché una canción que conmovió mi corazón. Se llama SHOULDERS. Les dejo el link abajo para que la puedan escuchar y puedan prestar atención a la letra.

Si escuchan la letra de la canción, podrán ver que dice tantas cosas ciertas y que nos puede pasar constantemente.

Por ejemplo puede llegar la confusión y ponernos a pensar que el problema o dificultad que estamos pasando no le importará a Dios, que Él no proveerá, que Él no lo solucionará, que la persona que vemos enferma no sanará, etc., pero Jesús ya ha llevado todas esas cargas en sus hombros y nuestra ayuda, provisión y sanidad vendrá de su parte. Aunque no lo miremos instantáneamente, Dios es siempre FIEL.

Mis papás están divorciados y actualmente soy responsable de todos los pagos de mi casa, es una gran responsabilidad y a veces pienso que no es justo que es una gran carga para alguien tan joven. A veces me he sentido sola, que no voy a poder seguir, que no se cómo voy a pagar…en fin… creo que toda mi vida me ha tocado luchar con los recursos económicos y lo más curioso de eso es, que mi papá terrenal tiene muchos recursos para ayudarme pero el decidió no hacerlo, si el pensara en mi; yo no estaría atravesando por todos los aprietos económicos que he pasado.

Pero ésta es una de las pruebas que Dios ha puesto en mi vida para mostrarme su amor y FIDELIDAD.

Dios siempre estará a tu lado, será tu apoyo incondicional, tu padre incondicional y proveedor incondicional en todo sentido (de amor, económico, compañía, etc.).

Dios tiene un propósito muy bueno para cada prueba o problema que atravieses. La que estoy pasando actualmente me está haciendo una mujer más fuerte, mejor administradora de mis recursos y sé que, éste proceso me está formando para que en un futuro sea una mamá responsable y trabajadora y con el respaldo y apoyo de Dios le voy a poder dar a mis hijos todo lo que varias veces he sentido que me ha hecho falta y no porque sea la mejor  mujer del mundo, sino porque sé que Dios es FIEL y está a mi lado.

Hoy te animo a que si te sientes sola, sin apoyo, que no vas a poder seguir, que no sabes cómo pagarás la próxima factura o compromiso que tengas, o como solucionarás el problema que estas atravesando, pongas tu mirada en el cielo y puedas platicar con Dios. Desahogarte sola en tu cuarto y dejar que Dios escuche todo lo que siente tu corazón. Créeme que Dios está presente y que el irá abriendo poco a poco las puertas de oportunidades, provisión y sanidad.

Como un gran testimonio, en diciembre pude pagar mi carro sólo con la de ayuda de Dios y pude seguir estudiando una maestría en la Universidad. Dios sigue siendo FIEL. Recuerda siempre éste Salmo, que aunque es muy conocido son palabras de aliento que te permitirán seguir no importando la circunstancia que estés atravesando.

Salmo 23 (NVI)

“El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar. La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre”.

Y también este pasaje de la biblia

Isaías 41:10 (NVI)

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré;  te sostendré con mi diestra victoriosa”.

Con cariño,

Evelyn González

Guatemala