Porqué necesito la Salvación? Si soy una mujer normal…

Vamos a entender este término mejor…

La salvación (definición según Wikipedia)= la liberación de un estado o condición indeseable.

Hmmm, a ver… creo que nuestra condición no siempre es deseable… miremos las posibles condiciones indeseables: Sentir un vacío al estudiar, trabajar, hacer todo para conseguir un carro, o un mejor modelo de carro. Para conseguir el mejor puesto en el trabajo soñado. Para tener la casa de los sueños. Para poder comprar todo lo que quieres y no tener preocupaciones económicas.  Tener un sentimiento extraño que viene cuando paras por un momento a respirar y te das cuenta que no sabes para qué estás viviendo y si estas metas que te has puesto valen la pena…

O quizá eres una persona que ha vivido mucho dolor. Pareciera que eres un imán para el maltrato. Casi todo lo que te rodea te pisotea: tu familia, tus amistades, etc…

Puedes vivir una combinación de estas dos o tal vez lo que te sigue es la enfermedad. Sabes que es parte de ser humano, así que la aceptas, pero te agobia a ti y a tus seres queridos, y les hace la vida más difícil.

Otro estado en el que puedes estar es que siempre caes en el mismo error. Sabes que es algo que te hace daño… un vicio, una relación, el sexo fuera del matrimonio, la infidelidad, el robo, etc… pero aun así, sigues en lo mismo. Y puede que te des cuenta, que es un patrón en tu familia. Tu mamá, tu papá, tu abuelo, tu tío, o alguien más tuvo el mismo problema.

La última situación que voy a mencionar es la de una mentalidad de inferioridad. Por alguna razón, quizá te lo dijeron en tu casa o no sabes de dónde has comenzado a pensar así, pero piensas que tus ideas no son buenas, que no eres bonita, que no tienes talentos, que simplemente no vales nada…. que las demás personas son mejores que tú.

Y…. están comenzando a entender el propósito de la salvación? En la Palabra de Dios podemos  entenderlo mejor:

En Apocalipsis 5:9 está escrito “y con tu sangre compraste para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación. …”… para Dios no importa quién eres o de dónde vienes, vales la sangre du Su hijo!

En Juan 3:17 podemos entender que a pesar de los pecados que parecen encadenarnos generación tras generación, Jesús no vino a exponerlos ante todos, sino a sacarnos de ese ciclo indeseado: “Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.” 

No tenemos por qué aceptar la enfermedad, ni el dolor emocional! Hemos sido salvos de eso también! En Isaias 53:5 dice, “Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra *paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados”

Y por último… aunque por supuesto que la lista de condiciones indeseables es mucho más larga que los puntos que expongo hoy… el vivir para uno mismo, no nos llena… por eso… Jesús nos salva de esta mentalidad errónea: 2 Corintios 5:15 “Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió por ellos y fue resucitado.”

Allí encontramos una explicación de qué se trata esta salvación y por qué la necesito yo… una persona que simplemente vive su vida como los demás.

Tal vez al leer esto dices, “Bueno, si ser liberada de esta situación indeseable es ser salva, eso es lo que necesito.”

Sigue estas instrucciones: “…si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo *levantó de entre los muertos, serás salvo.”  Romanos 10:9

Escuchen esta linda alabanza que adjunté que al acercarnos a Jesús, somos nuevos. Él es el que hace la obra. No nosotros. Necesitamos SU salvación, y para Él nada es imposible, hasta los reyes y los reinos se postrarán ante Él! El que nosotros estemos en la tierra y Él en el cielo, no es un una barrera para Él. Cuando le damos lugar en nuestras vidas, seremos como personas nuevas!

Con cariño,

Joanna Wood de García