Quiero perdonar

header_13-WEB (640x256)

Como personas, a diario, cometemos pecados de distintas clases. Algunos los podemos considerar grandes, otros pequeños, etc. Sé que hemos ofendido a otros, y de la misma forma nos han ofendido. Cuando nosotras somos las que ofendemos estoy segura que queremos que nos perdonen, ¿pero qué tan dispuestas estamos a perdonar a los que nos ofende?

Lucas 7:47 (NVI) Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama.

¿Sabías que el perdón abre la puerta para que podamos amar en la vida? Esto lo dice el versículo anterior. Este versículo habla de una mujer que era considera una gran pecadora en esos tiempos, y que al ver a Jesús derramo un perfume muy costoso sobre Él. ¿Por qué lo hizo? Porque sabía que Jesús estaba perdonando todos sus pecados, y su respuesta automática fue demostrar su amor al lavar los pies de Jesús con el perfume. Su amor fue demostrado de una forma grande y extravagante.

¿Queremos tener más amor en nuestras vidas? ¿Queremos sentir más el amor de Dios, y tener relaciones más fuertes y mejores con las personas que están a nuestro alrededor? La respuesta a esto es el abrir nuestro corazón al perdón. Aprendamos a recibir el perdón que ya Jesús nos dio al morir por nuestros pecados, y extendamos este perdón hacia los demás.

Cuando perdonamos mucho, también podremos amar mucho. Además el amor de Jesús podrá fluir a través de nosotros, nuestra fe podrá crecer y ser más fuerte, y nuestra esperanza podrá ser renovada.

Lucas 17: 3-4 (NVI) Si tu hermano peca, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo. Aun si peca contra ti siete veces en un día, y siete veces regresa a decirte “Me arrepiento”, perdónalo.

He estado leyendo un libro muy bueno que se llama “La vuelta al corazón en 40 días”.  El lema de este libro es “LIBERE SU POTENCIAL A TRÁVÉS DEL PERDÓN”. Se los recomiendo mucho para que lo puedan leer. Este libro habla de muchos temas sobre el perdón, y menciona cuales son los beneficios del perdón los cuales les detallo a continuación:

  • El perdón hace que Dios me defienda: esto se refiere a como a pesar de todos los errores o pecados que cometemos (sean grandes o pequeños), Dios tiene una gran misericordia hacia nosotros y siempre nos perdona. La demostración más grande de esto fue el sacrificio de Jesús por nosotros.
  • El perdón me libera del verdugo de la enfermedad: muchas personas que sufren cáncer o enfermedades crónicas no encuentran la razón de la enfermedad, o cómo inicio. Sin embargo muchos estudios han demostrado que la falta de perdón y el rencor origina muchos de los males que puede sufrir nuestro cuerpo.

Proverbios 17:22 (LBA) El corazón alegre es buena medicina, pero el espíritu quebrantado seca los huesos.

  • El perdón abre mis posibilidades en el futuro: esto se refiere a que puedo ver las oportunidades, más que ver las desventajas de lo que me han hecho u ofendido. Un claro ejemplo es la vida de José. Su historia en la biblia nos muestra claramente como su corazón perdonador lo hizo poder tener una esperanza del futuro, y saber que las ofensas de sus hermanos tenían un propósito en su futuro y en el de su familia. (Para leer más sobre la historia de José, pueden buscar Génesis, de los capítulos 37 al 39)
  • El perdón descarga mi corazón del pasado: el perdonar implica limpiar los registros. ¿A qué se refiere esto? A que una persona que perdona no puede vivir en el pasado recordando todo lo malo que le han hecho, ya que mantener esto en nuestra mente solo nos hará mal. No nos permitirá disfrutar de la vida, y será como llevar una carga pesada e innecesaria en los hombros. El perdonar me hace poder disfrutar mi presente, estar agradecida con lo que hoy tengo y poder seguir adelante. Libera mi mente y me hace más feliz.
  • El perdón prepara el camino para que Dios me perdone:

Mateo 6: 14-15 “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; ¿Mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonara vuestras ofensas?”.

Este versículo es clave para nuestra vida, y nos demuestra como el perdonar a otras personas hará que Dios pueda perdonarnos a nosotros. Además es fundamental para que Dios escuche nuestras oraciones.

Marcos 11: 25-26 Y cuando estéis orando, perdonad si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone vuestras transgresiones. Pero si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos perdonará vuestras transgresiones

  • El perdón prepara el camino para que otros me perdonen: si aprendemos a perdonar, esto permitirá que el corazón de otras personas este con una mejor disposición para perdonar las ofensas que nosotras podamos causar.

Proverbios 17:9 (NVI) “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.”

El perdón nos hará ser mejores personas, nos permitirá amar verdaderamente, ser más felices, y poder tener una mejor relación con los demás. ¡Que el perdón sea una decisión y una acción que realices diariamente en tu vida!

Con cariño,

Evelyn González, Guatemala