Efesios

Cada vez que abro mi Biblia doy gracias a Dios porque les dio la sabiduría, la gracia y la inspiración a hombres para que la escribieran y hoy en día tengamos en nuestras manos el libro más hermoso que se convierte en un alimento espiritual que nos hace creer, madurar como cristianos y conocer a Dios. Hoy en especial quiero compartir uno de mis libros favoritos de la Biblia, el libro de Efesios.

El libro de Efesios es una carta escrita por Pablo para sus amigos de la iglesia de Éfeso mientras se encontraba preso, es una carta en la cual él deseaba ayudar a que los efesios crecieran en su fe, y tuvieran madurez espiritual a tal forma que aprendieran a vivir a semejanza de Cristo. En el libro de Efesios Pablo nos empieza recordando que las bendiciones de Dios para nuestras vidas son increíbles, nos recuerda que él primero nos escogió para que seamos santos y sin mancha delante de él; nos dice que “somos herederos pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad, a fin que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria” (Efesios 1:11). Nos hace ver  que por su amor y su gracias es que somos salvos, “Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios” (Efesios 2:8).

Me encanta porque menciona mucho la fe, el amor y la paz, nos enseña que desde que recibimos a Jesús en nuestro corazón, estamos unidos en el cuerpo de Cristo. Pablo dice que si tenemos fe en Jesús, debemos demostrarla en la forma en que tratamos a otros. Este libro permite ver como debe ser nuestra conexión entre lo que conocemos acerca de Dios y cómo debemos vivir nuestras vidas sin importar nuestro entorno.  En otras palabras, nos habla de cómo deben ser nuestras acciones y nuestra forma de tratar a los demás.  Es una carta que nos equipa para fortalecer y establecer nuestra vida para convertirnos en verdaderos hijos de Dios.

“Por eso yo, que estoy preso por la causa del Señor, les ruego que vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido, siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor. Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.” (Efesios 4:3)

En este libro podemos ver que el amor de Dios hacia nosotros es tan grande que da de su gracia y favor cuando hacemos las cosas buscando seguir siempre su voluntad. En cada uno de los capítulos de esta hermosa carta encontramos promesas que Dios tiene para cada uno de sus hijos y nos da la fortaleza para buscarlo y honrarlo siempre a él.  Además, nos inspira a trabajar en el ministerio que Dios nos ha encomendado trabajar por medio de su revelación (Efesios 3:1-13). Igualmente, es uno de mis libros favoritos porque nos ayuda a entender que como hijos de Dios debemos estar preparados para la guerra espiritual para lo cual debemos siempre vestirnos con la armadura de Dios; ya que el enemigo siempre querrá atacarnos pero si nos cubrimos con el cinturón de la verdad, la coraza de justicia, el calzado de la paz, el escudo de la fe, el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios, no habrá ninguna artimaña del diablo que pueda atacarnos, porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, autoridades y potestades que dominan este mundo de tinieblas (Efesios 6:10-20).

Esta carta cambiará tu vida, te dará la paz, el amor y la fe que necesitamos para vivir en este mundo pasajero, en el cual hemos sido llamados a ser luz. A pesar que es uno de los libros más pequeños de la Biblia, con apenas 6 capítulos, es una guía para vivir cómo verdaderos hijos de Dios: “Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios.” (Efesios 5:1)

Bendiciones,

Astrid Rosales, Guatemala