Las Crónicas de Narnia – C.S Lewis

cronicas-de-narnia_16413

A lo largo de mi vida he tenido la dicha de leer muchos libros. Algunos han sido buenos, otros, me han dejado deseando mucho. Algunos me han cautivado y otros me han ganado con perseverancia y mucha paciencia, pero cada uno lo he disfrutado. Sin embargo, hay una saga que ha marcado mi vida desde el momento que decidí perderme en sus páginas. Hoy, tengo la enorme dicha de platicarles un poco sobre Las Crónicas de Narnia.

Aunque supuestamente es un libro para niños, debo decir que Narnia cautiva desde el más pequeño al más grande. C.S Lewis escribe con tal confianza y naturalidad que no es tedioso leerlo. La sencillez del relato hace amenas las horas de lectura y permiten que te pierdas en un Nuevo Mundo. Casi tan real como el uso de unos anillos, atravesar un ropero, saltar al cuadro de un barco, o estar en un tren londinense, entrar a Narnia está al alcance de tu mano.

Si has visto y disfrutaste las películas de Narnia, ten por seguro que leer los libros será aún más cautivante. En total, son siete libros que pueden ser ordenados de cierta manera para tener un orden cronológico y así conocer de principio a fin todo sobre esa tierra mágica, habitada por humanos, animales parlantes y reinada por un gran león que aparece y desaparece a su antojo.

El orden cronológico es: El Sobrino del Mago; El León, la Bruja y el Ropero; El Caballo y el Muchacho; El Príncipe Caspian; La Travesía del Viajero del Alba; La Silla de Plata y La Última Batalla.

Cada libro narra las aventuras de conocidos y nuevos personajes en la tierra de Narnia y sus reinos vecinos. Animales parlantes, criaturas mitológicas, uno que otro ser humano y deidades viven en Narnia. ¿Lo mejor? Las puertas están abiertas para todos.

Creo que lo que más me cautiva de estos libros es la manera en que C. S. Lewis crea un mundo tan parecido al nuestro y lo adecua para enseñar de manera sencilla el mensaje de salvación, de perdón y amor que Jesús vino a ofrecernos a todos.

Aunque la vista de tanto animal  y criatura extraña desconcierta por momentos, la verdad es que las Crónicas de Narnia tienen un claro y firme mensaje cristiano. El ejemplo más claro es Aslan, que es el León creador de Narnia, el que ayuda a los más desesperados y el que ofrece nuevas oportunidades a Narnianos, Calormenos y humanos. Aslan es el símbolo utilizado por Lewis para enseñar sobre Jesús, el León de Judá.

Narnia es más que una historia que puede disfrutarse junto a una buena taza de té o café. Es más que una buena película y definitivamente es más que un buen cuento para niños. Las Crónicas de Narnia es la manera en que un hombre describió como veía a Dios, como comprendía la salvación y el amor de nuestro Señor. Narnia es un libro lleno de oportunidades, gracia y fe… como nuestra vida, ¿no?

¿Mi recomendación? Léanlos. Siete libros parecen demasiado, pero les puedo asegurar que no les bastarán.

Un gran abrazo a todas;

Carmen Rizzo, Guatemala 🙂