La Cabaña – Paul Young

“Si algo importa, todo importa. Dado que tú eres importante, todo lo que haces es importante. Cada vez que perdonas, el universo cambia; cada vez que te esfuerzas y tocas un corazón o una vida, el mundo cambia; con cada bondad y favor, visto o no, mis propósitos se cumplen, y nada volverá a ser lo mismo”    Wm. Paul Young 

libro la cabana

Este es un libro que capta tu atención y no te deja ir hasta que lo termines, que te ayuda a entender un poco lo que Dios hace contado en una novela de una manera envolvente, muy bien elaborada,  detallada y realmente conmovedora… es un libro en donde el personaje realiza muchas preguntas que te has preguntado a lo largo de tu vida.  Si has vivido la pérdida de un ser querido te ayuda a sobrellevarlo, si sientes que te alejaste de tu fe porque no entiendes porque hay tanta maldad en el mundo te ayuda a encontrar el camino, si has odiado a alguien que te ha hecho daño a ti o tu familia te ayuda a perdonar, si sientes que estás cargado con todos los problemas o situaciones que te agobian te ayuda a descansar en él… o simplemente te motiva a seguir adelante a pesar de las dificultades y del estrés que vivimos día a día…confiar en él.

Muestra a un Dios amoroso que nos acompaña en todo momento, en una pintura, en una canción, en un libro, en una tarde con tu familia o en cualquier expresión humana. No aparece como un Dios que castiga a los pecadores, sino como un Dios que basa todo su amor en la libertad de su creación, que tiene aprecio especial por cada uno de nosotros y rompe con la idea de que todo lo que nos pasa es por su designio sino que pasan por las decisiones que tomamos cada uno de nosotros haciendo uso de la libertad que Él nos ha dado. Algunas de las reflexiones que hace el autor es que uno como padre no ama más o ama menos a sus hijos por sus actos.bien elaborada,  detallada y realmente conmovedora… es un libro en donde el personaje realiza muchas preguntas que te has preguntado a lo largo de tu vida.  Si has vivido la pérdida de un ser querido te ayuda a sobrellevarlo, si sientes que te alejaste de tu fe porque no entiendes porque hay tanta maldad en el mundo te ayuda a encontrar el camino, si has odiado a alguien que te ha hecho daño a ti o tu familia te ayuda a perdonar, si sientes que estás cargado con todos los problemas o situaciones que te agobian te ayuda a descansar en él… o simplemente te motiva a seguir adelante a pesar de las dificultades y del estrés que vivimos día a día…confiar en él.

En mi caso, no pude evitar que se me cayeran las lágrimas mientras leía, su lectura me ha conmovido profundamente, desde la historia de la tragedia familiar hasta las conversaciones con Dios que hacen volar tu alma, y llenar todo tu interior con una agradable y relajante sensación de paz en el corazón.

Me he sentido identificada alguna vez en mi vida con el conflicto de tristeza, amargura, culpa, dolor, enojo e impotencia que presenta esta novela. No hace falta para ello haber pasado por una experiencia traumática, tan dramática como el personaje de esta historia, para verse también sumido en la parálisis emocional que produce esa “Gran Tristeza”.

Cuántas veces hemos culpado a Dios por las cosas que nos pasan en la vida, reprendiéndole por dejarnos solos. Dios nunca nos deja. Y me encanta la forma de hacernos entender que  cuando retomamos el sendero hacia Él, volvemos a experimentar vida plena porque quien da sentido a nuestra existencia, realmente es Dios.

Creo que al leerla con una actitud abierta y un corazón dispuesto puede ayudarte a ver las maravillas y la belleza de Dios y su inmenso amor hacia cada uno de nosotros, al habernos dado a su Único Hijo, y  a transformarte a ti y a tu vida.

¿Quién no quisiera pasar un fin de semana con Dios? Yo sí! Pero, ¿realmente estoy lista para hacerlo? ¿Qué cuentas le voy a dar? ¿Irías a su encuentro si te lo pide? Todas estas son unas buenas interrogantes para saber que tenemos que poner nuestra vida en Él y que cada una de esas respuestas en realidad nos den paz.

Con Cariño,

Zaina E. Francis, Guatemala