Romanos

Uno de mis libros favoritos de la Biblia es el Libro de Romanos escrito por el Apóstol Pablo alrededor del año 58 después de Cristo, el Apóstol Pablo les escribía a los cristianos por medio de cartas y en ellas mostraba su amor y preocupación por que la iglesia se mantuviera firme en la fe, los motivaba y les enseñaba de una forma muy particular, me da la impresión de que era más o menos como cuando nosotros le escribíamos cartas a nuestra familia o amigos que vivían en otro país, pues así como Pablo queríamos saber todo de ellos, como les iba, que estaban haciendo de nuevo y cosas por el estilo, también contarles todo lo que nos hubiera ocurrido y cómo los extrañábamos (claro que en ese entonces ni Pablo ni yo contábamos con redes sociales).

Pablo empieza esta carta a los Romanos hablándoles sobre como Jesucristo los ha escogido, los ha llamado a ser santos y obedientes por medio de la fe, pues Dios quiere que sepamos así como los romanos que Jesús nos ama y que tiene un llamado especial para cada uno de nosotros.

En esta preciosa carta el Apóstol Pablo habla sobre el amor y la fidelidad de Dios, que a pesar de que todos hemos fallado y cometido pecado él quiere perdonarnos y justificarnos por su gracia mediante Jesucristo (Romanos 3:23-24) y es aquí precisamente en donde encontré la respuesta a varias de mis preguntas pero principalmente a ésta: ¿Quieres aceptar a Jesús como  Señor y tu Salvador de tu vida?

Y bueno yo pensé ¿De qué me iba a salvar Jesús a mí? Yo consideraba no haber hecho cosas tan malas como otras personas y seguramente los cristianos de la iglesia de Roma pensaban lo mismo que yo pero, al leer este libro me encontré con una verdad que no podía negar!!!! que TODOS PECAMOS Y ESTAMOS SEPARADOS DE DIOS POR EL PECADO” así que entendí que solo Jesús podía salvarme de esa separación pues ni mis buenas acciones ni nada que yo hiciera podrían hacerme justa delante de Dios que es Santo, Jesús quiere reconciliarnos con Dios y eso mismo fue lo que Pablo les explicó a los Romanos.

Ahora Bien, ¿Qué necesito para que Jesús me salve? Pablo les escribió a los Romanos que solo necesitaban tener FE y aceptar el sacrificio que Jesús hizo en la cruz para perdonar todos nuestros pecados, quizás tú te hayas preguntado alguna vez ¿Porqué Dios te amaría? ¿Para qué te creó? ¿Por qué naciste? ¿Qué espera Dios de ti? o ¿Cuál es tu propósito en la vida?

Esta carta es tan antigua pero a la vez tan adecuada a nuestro tiempo (como toda la Biblia) que te sorprendería la cantidad de cosas que incluye pues aunque yo la he leído muchas veces nunca deja de sorprenderme, contiene tantos buenos consejos que me es difícil escribírtelos en esta nota, así que te recomiendo que leas el Libro de Romanos quizás tu también encuentres la respuesta que estás buscando, estoy segura que a ti también te sorprenderá este magnífico libro.

Con cariño,

Vicky del Cid