Katherine Quiñonez

 

Nació en Guatemala, tiene 25 años de edad. Se considera una persona amable, molestona y le encanta ayudar a las personas. Una de sus pasiones es buscar y servirle a Dios, uno de sus más grandes sueños es convertirse en misionera. Actualmente sirve en un ministerio llamado Shalom, junto con su tía quien es la que dirige el grupo, sirve en Bella por Gracia desde principios del 2014. Conoció al Señor cuando tenía 12 años, un tiempo de gran tribulación para su familia, en medio de todo eso, su madre decidió retomar los caminos de Dios, luego de estar alejada por varios años decidió ir a la iglesia ella junto con sus hijos. En ese momento Kathy no comprendía del todo lo que su familia acontecía, pero en medio del dolor logro encontrar principalmente en Dios y luego en la iglesia ese refugio y paz que necesitaba ella y su familia. Ella es cristiana porque en Dios encontró esa paz que necesitaba en momentos de aflicción, ese amor que le faltaba y la felicidad que tanto deseaba en su corazón. “Me he dado cuenta que buscar y conocer a Dios es el camino correcto para poder llevar una vida plena, Dios en realidad cautivo mi corazón desde el momento que lo conocí, porque Él ha hecho tanto por mí que entregarle mi vida y servirle es poco en comparación a todo lo que me ha dado”.