Kimberly Sánchez

Es guatemalteca y tiene 25 años. Actualmente vive con su mamá y su hermana pequeña, su papá vive en Estados Unidos; sin embargo hablan todos los días con él.  Se considera una persona alegre y dinámica, le gusta mucho participar en actividades de actuación. Otra cosa que le gusta hacer es trabajo social con personas necesitadas. Le encanta cocinar pasteles y no se cree gringa, pero le encanta el idioma inglés. Conocía a Dios por medio de un amigo de su papá, él los invitó a la iglesia a la cual asiste actualmente. Dios le enseñó que Él es un padre súper amoroso y que comparte nuestras pasiones. Empezó sirviendo en el Ministerio de Teatro en la iglesia y así fue conociendo mejor a Dios y los planes perfectos para su vida. Estudio Traducción Jurada en la universidad y este año cierra pensum.  Es cristiana primero porque cree en Cristo, cree que murió por sus pecados, fue humillado y sacrificado. “Lo menos que puedo hacer es vivir por Él y para Él. Amo a mi padre terrenal, pero Dios es el mejor padre y amigo que pueda tener. Le sirvo a Dios porque me siento muy agradecida con todo lo que hizo, hace y hará´ en mi vida. Creo que no se sirve a Dios solo en la iglesia, el servicio para Dios es siempre con nuestro diario vivir”.